La migración de la recreación juvenil al sedentario mundo de la pantalla